Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

Servicio integrado de transporte

MEMORIA REUNION TARIFA DIFERENCIAL CONSEJO 16 06 2010

memoria• Asisten delegados de Secretaría de Movilidad, Secretaría de Hacienda, Secretaría de Integración Social, Secretaría de Educación, gerente de Transmilenio, concejales Celio Nieves, Jaime Caycedo y Álvaro Argote, así como representantes de la Mesa Distrital por la Tarifa Diferencial.
Interviene el concejal Álvaro Argote: La tarifa diferencial es una necesidad pública, debe ser política pública en una ciudad que se precia de tener los mejores indicadores de necesidades básicas satisfechas, y un derecho que se practica en otras ciudades del mundo y de Colombia.


Transmilenio debe hacer que en los contratos vigentes para las fases I y II se introduzca el mandato legal de la tarifa diferencial para adultos mayores. Si no es así, habrá que recurrir a las acciones legales pertinentes para hacer cumplir este mandamiento.
Hechas las cuentas de la focalización del subsidio de transporte en los núcleos poblacionales de mayor importancia, seguramente el dinero que falta no es mucho. Los cálculos que hace la secretaría de hacienda, del orden de $300 mil millones anuales, no parecen ajustarse del todo a la realidad.
Interviene el concejal Jaime Caycedo: Hay una especie de misterio en torno a porqué, después de tantos años de luchar por esta tarifa diferencial, tal propósito social no ha podido establecerse. El objetivo de esta reunión es allanar el camino y subsanar los obstáculos que se presenten, porque este tiene que ser un propósito conjunto de la ciudadanía, la administración y el Concejo de Bogotá.
Hay que resaltar la participación de los jóvenes estudiantes, las personas en condición de discapacidad y de los adultos como sujetos activos en la defensa de sus derechos esenciales, entre los cuales está claramente el de la movilidad. Este es un derecho que permite el disfrute de otros en tanto se facilita la accesibilidad a ellos. Estamos promoviendo una campaña de apoyo ciudadano a la tarifa diferencial, denominada “Súbase al bus por la tarifa diferencial en el transporte público”, bajo el entendimiento de que es posible y que se puede convertir en norma activa y factible de la ciudad. Este derecho es reclamable por el conjunto de la ciudadanía consciente y tiene un sentido estrictamente cívico ciudadano. Es por ello importante la intervención ciudadana para ayudar a facilitar las condiciones políticas que nos lleven a la implantación de este proyecto de amplio beneficio social.
Interviene el representante de la Secretaría de Hacienda: El escenario de las cifras concretas para desarrollar esta idea tenemos que construirlo entre todos, en función del número de viajes que las distintas poblaciones están haciendo a través del sistema público de transporte. Eso nos llevará a las cuentas concretas para saber cuál sería el aporte presupuestal del Distrito. Así las cosas, dejo en manos del gerente de Transmilenio el tema para que con base en sus cifras podamos ir configurando el panorama.
Interviene el gerente de Transmilenio, Fernando Páez: Deseo informar que ayer hablé con el señor Alcalde Mayor sobre el particular y él expresó su acuerdo respecto de que se requiere una política pública a este respecto. El estimativo que señala la Secretaría de Hacienda del valor de la tarifa diferencial sale de la información que poseemos sobre uso del sistema de transporte por parte de cada una de estas poblaciones, así: 6.29% son adultos mayores, 0.12% son personas en condición de discapacidad y 21% son estudiantes. Se hizo el cálculo sobre el 40% de descuento, y la cifra que arrojó fue de cerca de $280 mil millones.
Sin embargo, no tenemos claro a cuántas de esas personas se les otorgará el subsidio: si a todas o a una fracción de ellas.
Por el momento, lo que tenemos claro es que se aplicará el mandato de la Ley 1171 de 2007 que establece el subsidio para adultos mayores de 62 años. El descuento previsto es de 10% sobre la tarifa plena. Esto se incorporará a los contratos del Sistema Integrado de Transporte. Habrá que ver esto en función de una política pública de mayor alcance como la propuesta.
He revisado el tema de los subsidios que se conceden en otras ciudades del mundo y de Colombia y es claro que en todas éste opera con importante componente de aporte presupuestal del Estado. En las ciudades donde hay tarifa diferencial, la que menos aportes recibe del Estado la cifra se tasa en 41%, aparte de la financiación de la infraestructura para la operación de los sistemas de transporte.
En cuanto a los estudiantes, tenemos cifras de la población bogotana en niveles de básica y educación media: un millón 577 mil estudiantes en los sistemas público y privado, en todos los niveles. El beneficio de la tarifa diferencial podrá contemplarse hasta los 26 años, lo que quiere decir que se incluiría a los estudiantes universitarios. No obstante esta última población no está incluida en las cuentas que acabo de mencionar.
Por otro lado, es claro que no se descarta la revisión de los actuales contratos con los operadores. Eso es posible; sin embargo, tengo que llegar con una propuesta concreta de negociación, no actuando sobre supuestos. Hay que definir a quiénes se dará el subsidio.
La tecnología necesaria para administrar la tarifa no tiene problema. Ya existe y la podemos ajustar, incluyendo los nuevos costos que su empleo implique.
Lo que he venido planteando es que debemos hacer bien la tarea, es decir, cuantificar y dimensionar con exactitud el alcance y el costo de la tarifa diferencial a estas poblaciones. Tenemos aproximadamente ocho meses para hacerla, antes de que empiece a operar al SITP.
Creo que debemos llegar a unos compromisos, como por ejemplo que a la entrada del SITP esté resuelto el tema; obviamente, como último escalón del proceso está lo que diga Secretaría de Hacienda.
Solicito a los representantes de la población en condición de discapacidad acercarse a Transmilenio a través de la página Web para lograr su inscripción. Debe recordarse que hay una norma del ministerio de Transporte que establece la flexibilización del sistema de transporte, en el sentido de que debe disponerse un vehículo para acercar a esta población a los puntos de acceso del sistema masivo y por ello necesitamos que se inscriban para identificar en qué lugares de la ciudad se encuentran y poder organizar esto.
Interviene el representante de la Secretaría de Integración Social: Celebramos y acompañamos la iniciativa. Todas las políticas públicas dirigidas a jóvenes, adultos mayores y personas en condición de discapacidad, contemplan el asunto de la movilidad, pues su desarrollo facilita u obstaculiza el disfrute o el acceso a otros derechos. Creemos que la ciudad está en deuda con estas poblaciones para ejecutar todas las acciones conducentes a garantizar de mejor manera este derecho, así como el cumplimiento de leyes nacionales y de otras que por iniciativa internacional se han adoptado.
Dentro de los cálculos para establecer beneficiarios de la tarifa y en relación con la población en condición de discapacidad, es necesario considerar a los acompañantes y cuidadores.
Interviene el delegado de la Secretaría de Educación: También de nuestra parte hay interés en el éxito de esta iniciativa y lo que nos corresponda lo haremos. En esta discusión la ciudad no parte de cero, puesto que de años atrás venimos subsidiando la posibilidad de movilizarse en transporte especial a cerca de 39 mil estudiantes, mientras que otros 14.650 disfrutan de subsidio al 100% del pasaje.
En este año 2010 hemos recibido otras 2.500 solicitudes de subsidio que no fue posible atender por razones presupuestales.
Haciendo un ejercicio teórico, diríamos que debe mantenerse en la modalidad de transporte especial a los estudiantes de preescolar hasta quinto año de básica y bajar de esas rutas al resto. De esta manera se liberarían cerca de $11 mil millones que podrían emplearse en la financiación de la tarifa diferencial.
Hay que delimitar la población por edades y condición socioeconómica, e implantar el sistema de control.
Interviene Nelson Villamizar (delegado mesa distrital): Es necesario entender que no se trata simplemente del acceso al sistema de transporte, sino que esta condición permite la accesibilidad al disfrute de otros servicios y derechos como los culturales, de salud, de incorporación a la fuerza productiva, etcétera.
Hay toda una serie de normas tanto distritales como nacionales e internacionales que hablan de los derechos de esta población, entre ellos el de movilidad. En el Plan de Desarrollo Bogotá Positiva también existe toda una serie de artículos que hablan del derecho a la ciudad y de la ciudad de derechos para nosotros.
El Consejo distrital de Discapacidad y su organismo técnico disponen de argumentación legal y de diverso orden para complementar la información que se requiera en torno a esta importante propuesta, por lo cual sería bueno vincularlos a esta mesa.
Interviene Natalia Moreno (delegada mesa distrital): Es muy importante esta reunión y me siento feliz de estar aquí. Yo creo que no debe hablarse de estratificación para asumir la tarifa diferencial: por ejemplo, hay personas como yo que clasificamos en el estrato tres, pero tenemos inmensas dificultades económicas para movilizarnos y atender nuestras necesidades. Por ello, no resulta conveniente hablar de tarifa diferencial para ciertos estratos sino para toda la población.
Por otra parte, creo que el sector privado que es dueño del sistema de transporte debe retribuir a la población el esfuerzo que hacemos a través de nuestros impuestos al financiarles la infraestructura para que hagan su negocio, además del pago de las tarifas. Esto debería ser un objetivo de responsabilidad social.
Por último, a través de la mesa distrital estamos ya informando a las comunidades sobre el tema de la tarifa diferencial y la gente ya está entendiendo esto y empieza a movilizarse en torno a la propuesta.
Interviene Oscar Dussán, representante de la ACEU (delegado mesa distrital): Para nosotros el tema de la tarifa diferencial no forma parte del asistencialismo del Estado, sino que lo vemos como un derecho ciudadano y como la posibilidad de retribución social por parte del sector privado del transporte al cual todos hemos contribuido por vía de impuestos y mediante el pago de las tarifas que ellos fijan. También creo necesario que se establezca un tiempo límite para discutir y aprobar este tema, pues los contratos para las concesiones del SITP van a 24 años y creo que sería muy dispendioso volver a negociar esas concesiones después de que se firmen los contratos. Necesitamos tener la confianza de que hay real voluntad política tanto del gobierno distrital como del Concejo de Bogotá en la adopción de este proyecto que tiene un alcance social gigantesco, pues uno puede decir que cada familia bogotana puede salir beneficiada.
Por último, debo señalar que las protestas estudiantiles que se han dado por vías de hecho son el resultado de que el tema ya estalló desde el punto de vista social y no da más espera. La gente empieza a exigir la tarifa diferencial.
Interviene el concejal Celio Nieves: Quiero expresar mi agradecimiento a la administración por su voluntad de acuerdo y de trabajo hacia el logro de esta meta social. Quiero decirles a los representantes de la comunidad que hay una gran sensibilidad en el Concejo de la ciudad y en la administración frente a las necesidades de estas poblaciones porque reconocemos una deuda histórica con estos sectores. En ocho días se propone una reunión con especialistas del nivel técnico de cada una de las instituciones, más Planeación Distrital que también estaba invitada. También invitaremos a los concejales de otras bancadas que quieran unirse a este proyecto e impulsarlo.
La reunión de carácter técnico queda entonces citada en este mismo recinto para el próximo jueves 24 de junio, a las 7:30 AM. Aquí se encontrarán los representantes de las instituciones, más los asesores de los concejales y los representantes de la mesa distrital para confrontar cifras y poder construir una propuesta conjunta. De esta manera sabremos qué población será cobijada y de dónde podrán salir los recursos.
Hemos hablado con el concejal Caycedo y el concejal Argote en el sentido de que si bien tenemos razonable y genuino afán por sacar adelante esta iniciativa, no vamos a presionar demasiado el proceso para poder contar con cifras ciertas y con un proyecto concertado entre las partes aquí presentes. La iniciativa de un nuevo proyecto se presentará en el momento en que haya acuerdo de las partes.

Pautas

PROCLAMA STEREO