Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR PRODUCE DISCAPACIDAD Por: Adriana Garzón Cortes

LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR PRODUCE DISCAPACIDAD

Por: Adriana Garzón Cortes

ACB y CLD psicosocial Localidad 15

No solo produce discapacidad física, visual o auditiva cuando es producida por golpes, continuos o por descuido de los padres o cuidadores,descuido en los tratamientos médicos.

La negligencia en la alimentación por las creencias de que los adultos debenalimentarse mejor por el hecho de trabajar y así no dar buena comida a losniños solo llenarlos y no caer en cuentaque están en proceso de desarrollo,ya que su organismo no crecerá y desarrollara normalmente, tendrán un atraso en lo intelectual y psicológicamente sereflejará en su vida adulta.

La debilidad mental por falta de alimento, las discusiones o peleas,maltrato físico,descuido por parte de los padres o cuidadores, rechazo,presenciar actos violentos contra seres queridos y la gran impotencia de no poder hacer nada para solucionar este problema por ser una víctima más, no poder defenderse ya que las fuerzas del agresor son mayores y no tener credibilidad al pedir ayuda creauna gran

zozobra que, durante su niñez acumulada, sin duda crean mecanismosde defensa como trastornos mentales, manías, convertirse en agresores y seguirla cadena de violencia o inconscientemente buscar una persona que siga la secuencia de agresión porque creen que es la única vida que pueden llevar.

NIÑOS CON DISCAPACIDAD Y VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

Los niños son vulnerables, no tienen cómo defenderse. Y las secuelas negativas y a todo nivel pueden ser de una magnitud insospechada.

La violencia intrafamiliar, y en específico la violencia hacia los niños y niñas, es un problema que se presenta como transversal en nuestra sociedad. Existen diversas campañas en todo el mundo, incluyendo Chile, que buscan generar conciencia sobre ésta problemática, y así reducir las cifras al respecto.

Cabe cuestionarse entonces si hay alguna diferencia entre la violencia que sufren los niños sin alguna discapacidad con respecto a aquellos que si tienen. Ambos grupos son frágiles, porque son niños, pero se podría comprender que los niños con discapacidad son un tanto más vulnerables, considerando que podrían tener restricción en su participación o dificultades para desempeñarse y efectuar diversas actividades.

Foto: Fernando Herrera

Lamentablemente hay una diferencia abrumadora. Según una revisión encargada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y publicada en la revista médica TheLancer, los niños con discapacidad son víctimas de alguna forma de violencia con una frecuencia casi cuatro veces mayor en comparación a los niños que no tienen discapacidad.

Ésta misma revisión además arroja como resultado que los niños y niñas con discapacidad son víctimas de violencia física con una frecuencia 3,6 veces mayor y de violencia sexual con una frecuencia 2,9 veces mayor.

Dentro de los tipos de discapacidad, aquellos niños con Discapacidad mental de causa intelectual son los más afectados, ya que sufren violencia sexual con una frecuencia 4,6 veces mayor con respecto a los infantes sin discapacidad.

Los factores de riesgo que llevarían a que la frecuencia de violencia sea mayor en el caso de los niños con discapacidad serían, de acuerdo a la revisión, el estigma social, la discriminación, y la ignorancia sobre la discapacidad. Se suman a estos factores, la falta de apoyo que tienen los cuidadores (como padres y familiares, o tutores) de los niños con discapacidad.

Según los niños entrevistados, en 17 de las discusiones o peleas se plantea que la ingestión de bebidas alcohólicas aparece en el 19,5 % de los casos como factor desencadenante (tabla 2). Debe señalarse que hay niños que expresaron más de una manifestación de violencia doméstica, ya que expresan una en el test y una o más en la entrevista; y a su vez hay niños que reflejan situaciones violentas en uno y no en la otra.

 El problema de la violencia intrafamiliar es muy complejo, sobre todo porque no es correctamente identificado por toda la población, y su reconocimiento sería el primer escollo a vencer para poder enfrentarla con la energía y urgencia necesarias.

El 2 % del total de la población mundial está con discapacidad como resultado de lesiones ocasionadas por accidentes o violencias. Llama la atención que ninguno de los niños encuestados refiere manifestación alguna de violencia sexual; lo que no la excluye pudiendo requerirse para su investigación de otros métodos, condiciones y medios.

Que importantees “informarse”; para crear mayor conciencia y empatía hacia las personas en situación de Discapacidad. Ahora se suma a estos objetivos el promover la prevención de la violencia hacia las personas más indefensas, que requieren protección, y no que se aprovechen de sus debilidades.

El consumo de alcohol y sustancias sicoactivas aparece como un factorpredisponente a la manifestación de la violencia intrafamiliar ya que cambia drásticamente el comportamiento del sujeto.Podemos analizar que la violencia intrafamiliar constituye un problema de salud pública, se requiere esfuerzos de todos como el estado, e mejoramiento de las oportunidades de trabajo digno, la educación a los padres para que tengan acciones proactivas, de responsabilidad y teniendo actitudes asertivas en la educación de sus hijos basándose en el amor tratando así sus propios conflictos de su niñez para lograr que  la cadena de violencia de generaciones sea rota, las entidades de salud son fundamentales para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Pautas

PROCLAMA STEREO