Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

DEMOCRACIA Y DISCAPACIDAD PROYECTANDO UNA SOCIEDAD PARA TODOS Por: MAYALESU

DEMOCRACIA Y DISCAPACIDAD PROYECTANDO UNA SOCIEDAD PARA TODOS
Por: MAYALESU

 

Cuando analizamos la eficacia de los derechos y libertades de las personas con discapacidad son pretensiones morales perfectamente compatibles con los anhelos y/o deseos de una sociedad pluralista y democrática. La inclusión de la No-discriminación como elemento de transversalidad dentro de las políticas públicas del Estado pone en alto la existencia de una aceptación generalizada por parte de la comunidad de la Situación de Marginalidad a la que han sido sometidos tradicionalmente esta población de Personas con Discapacidades. Por esto la importancia de adoptar medidas de Acciones Afirmativas con el fin de promover el disfrute efectivo de los derechos fundamentales. El tema de la Discapacidad no siempre ha hecho parte del Discurso de los Derechos Humanos. Esto explica y aclara el por qué en diferentes contextos históricos el uso de métodos y procedimientos degradantes e inhumanos para el tratamiento de la Discapacidad no sólo se constituía y se constituye en una práctica habitual sino que además es un hecho que con el tiempo alcanza a adquirir Plena Legitimidad.
Aun en la mayoría de los casos a la Personas con Discapacidad se les considera "Enfermos" y su Proyecto de Vida solamente tiene sentido en la medida que logren salir de esa situación "de anormalidad". En el día a día persiste la idea de que la Discapacidad es una cuestión que se circunscribe exclusivamente en el Ámbito de la Medicina y de la Seguridad Social (Modelo Médico-Rehabilitador). En los últimos años ha venido tomando fuerza una nueva forma de abordar esta cuestión y que produce un cambio de Paradigmas a propósito del esquema tradicional de la Discapacidad. A partir de este nuevo enfoque (Modelo Social de la Discapacidad), se concibe que la limitación infundada del ejercicio de los Derechos de las Personas que poseen alguna Deficiencia o Discapacidad no se produce por Circunstancias "Invalidantes" Individuales sino que procede de la Construcción Unidireccional y Excluyente de la Sociedad. Se concibe que la Discapacidad no es una situación que tiene efectos estrictamente particulares sino que es una cuestión que atañe Derechos Humanos=Dignidad Humana= Principio de la Diferencia=Libertad de Elección= Accesibilidad Universal.
Si hubiese un real Compromiso con la Implementación de Mecanismos y Prácticas Culturales y Sociales de Inclusión de las Personas con Discapacidad y el Fomento de su Participación Política, y Empoderamiento del Colectivo para que se Constituyan en Actores Propiciando sus Propios Procesos de Transformación. Por la Creciente Brecha entre "Desarrollo e Inclusión de las Personas con Discapacidad", donde tenemos que motivarles por la Construcción de Modelos de Desarrollo en una Democracia para Todos y Todas e inclusivos, apropiados de sus realidades, promoviendo la Participación Ciudadana de las Personas con Discapacidad generando con éstas TRANFORMACIONES Significativas en todos los Procesos Locales, Distritales y Nacionales.
No debemos concebir ningún Desarrollo ni ninguna Inclusión sin Democracia, la Discriminación la debemos Desistitucionalizar con el Fortalecimiento de las Capacidades del Colectivo y el Empoderamiento de sus principales Actores y Líderes. Prácticas Inclusivas de Desarrollo y otras Iniciativas preferentemente Latinoamericanas. Líderes, Liderazgo y/o Programas de Fortalecimiento y/o Empoderamiento. Redes, su funcionalidad, el nivel de satisfacción y/o utilidad, la Accesibilidad y la Usabilidad de las mismas.
La Democracia es Igualdad de Oportunidades y Emprendimiento, en donde si existen inequidades, éstas deben ser reguladas o compensadas por el Estado, no tanto por un Subsidio o Regalía que serán Bienvenidos para quien carece de ellos, sino por la Generación y la Regulación de los Espacios que permitan la Formación, el Desarrollo de Habilidades y la Integración plena, por lo que aún estamos esperando esa transformación o cambio.
Los Partidos Políticos han iniciado a Designar Candidatos con Discapacidad en sus Listas en las últimas dos décadas, nuestro país ha dado una amplia tutela de los derechos de las personas con discapacidad. Indicadores de ello son la promulgación de Leyes que Autonomía Personal, la ratificación de dos convenciones internacionales de derechos humanos, adecuado Marco Normativo validado permanentemente por la jurisprudencia de la Sala Constitucional y las recomendaciones de la Defensa de los derechos integrales. No obstante, en su Efectiva Aplicación, persisten problemas Estructurales y debilidades Institucionales Caracterizados por desconocimiento, invisibilización y limitada o nula respuesta a las Legítimas Demandas.
El resultado esperado no puede ser otro que Bajos Niveles de Educación, Desempleo, Pobreza y Desigualdad Política para las Personas con Discapacidad, propios de un Sistema Disfuncional y Excluyente. En cuanto al Proceso Electoral, Pluralismo y Partidos Políticos, es muy evidente el acceso al sistema electoral por las mismas barreras. Como es bien sabido en Colombia no existe ni se ha promovido Circunscripción Electoral para Personas con Discapacidad donde haya unas representaciones de las Personas con Discapacidad sienten Dignamente Representadas, estoy convencida que esto no generara el segregacionismo, lo cierto es que la Discapacidad no es un Eje Transversal en la Agenda Programática y en la Acción Política de todos los Partidos Políticos en nuestro país. Se debe hacer realidad las Políticas Públicas y Estrategias Nacionales Incluyentes. Que el nuevo paradigma en Discapacidad sea efectivamente incluido en la Programación, Presupuesto y la Agenda Legislativa. Que se actúe en Capacitación de Partidos, Instituciones Públicas y Municipalidades, así como en los Planes de Gobierno y los distintos niveles de Planificación y en el reforzamiento de Políticas Públicas Inclusivas..
Finalmente, para mejorar sustancialmente la Participación de las Organizaciones de Personas con Discapacidad en lo Público, aún es muy amplia la existencia de Barreras de toda índole, que le imponen el entorno actitudinal, material y político, así como por la falta de recursos, estrategias y mejor organización para una mayor incidencia política, debe incrementarse el apoyo del Estado para favorecer, con presupuesto, logística, capacitación e información una representación política diversa y más articulada de sus intereses con los partidos y liderazgos políticos y la acción gubernamental e institucional. En conclusión, para el verdadero ejercicio de los derechos humanos y las obligaciones ciudadanas de las personas con discapacidad en democracia, se debe cumplir la legislación, se necesita mayor apertura de espacios de participación en los procesos de toma de decisiones a escala nacional y local, así como el fortalecimiento de sus capacidades políticas autónomas, lo que implica exigir derechos, participación responsable e informada, estricto control ciudadano sobre la acción pública y privada en discapacidad y transparente, oportuna y fundamentada rendición de cuentas de los gobernantes.
Colombia reconoce que las personas con discapacidad son todas aquellas que tienen deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras, puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones con las demás (tomado de Ley 1346 de 2009, por la cual se adopta la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad).

             

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Pautas

PROCLAMA STEREO