Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

PARTICIPACIÓN POLÍTICA COMO UNA FORMA DE CONCIENCIA SOCIAL

PARTICIPACIÓN POLÍTICA COMO UNA FORMA DE CONCIENCIA SOCIAL

No existe un mejor momento para hacer de Colombia un escenario de real  y efectiva participación. Donde las poblaciones históricamente discriminadas, como lo son las de personas con discapacidad, los adultos mayores, las mujeres cabeza de familia, jóvenes víctimas  de la violencia y otros grupos vulnerados, a partir de sus capacidades, puedan ser actores fundamentales en la construcción de un País que reconoce y fortalece sus derechos en un marco de oportunidades.

Un País que a partir del principio de dignidad humana, permita pasar de diversas formas de asistencialismo, a reales y verdaderas formas de sostenibilidad y desarrollo. Donde la diversidad y la diferencia no sean factores de segregación, pero sí de reconocimiento y referencia de capacidades, como aporte social, político y económico al crecimiento de nuestra Nación.

El despertar colectivo de una conciencia social, que invade el espíritu de un gran número de Colombianos en sus múltiples expresiones de diversidad y por tanto de mutuo reconocimiento, abrió las puertas para el logro de una masiva participación desde una acción integral con nuestro amigo, compañero y hermano JOSÉ ADOLFO HERRERA, como Senador de la República de Colombia.  En la búsqueda de que se abran canales de comunicación y acceso, que permitan ejercer el poder político de las personas con discapacidad, teniendo en cuenta sus familias, cuidadoras y cuidadores, el adulto mayor, mujeres cabeza de familia, víctimas de la violencia y otros grupos vulnerados, que incidan en las decisiones públicas que les afectan. De tal forma que la virtud de esta población, se reconocerá no sólo por su capacidad de votar, sino por la capacidad de representar, e incluso en administrar, los procesos que les permitan alcanzar mayores niveles de inclusión y mejoramiento de su calidad de vida.

El presente acto, se convierte en un referente histórico de movilización, que rompe con una percepción de apatía sobre la participación política de esta población. Incluye una renovación en los procesos de representación incidente, con propuestas y argumentos, para crear una fuerza política que se traducirá eficazmente en el ejercicio del poder a través de las urnas que nos lleven al Congreso de la República y en el futuro inmediato, a las demás formas de representación a nivel territorial. Donde de manera  articulada a la formulación e implementación de los respectivos planes de desarrollo, podamos dar respuestas a temas tan complejos que nos afectan, como:

Asegurar en el diseño institucional del Estado, una Dirección de Discapacidad, junto con otras estructuras que desarrollen acciones transversales de discapacidad, en todo sentido, coordinadas o administradas por cuidadoras y cuidadores.

La sanción y firma del protocolo facultativo de la Convención de los derechos sobre las personas con discapacidad, que garantice su implementación y seguimiento.

En el marco del derecho al trabajo en el sector público, ajustar a índices de verdadero impacto los porcentajes de vinculación laboral de población con discapacidad.

Garantizar recursos para emprendimiento y productividad, relacionados con redes de  producción, comercialización, distribución y aseguramiento de mercado, de iniciativas o unidades productivas de personas con discapacidad, cuidadoras, cuidadores y familias.

Definir y establecer la línea de Apoyo económico y Nación Territorio para garantizar el acceso y disfrute de una vivienda digna para las personas con discapacidad.

Como manifestación directa de la igualdad material, el establecimiento de una tarifa diferencial mínima del 40% en el transporte público, para las personas con discapacidad, sus cuidadoras y cuidadores. Para facilitar tanto su movilidad personal como el acceso a otros derechos conexos.

Las familias, cuidadoras y cuidadores, deben ser beneficiarias y participantes directas de todos los acuerdos, al ser consideradas como parte de los procesos participativos para las personas con discapacidad y el acceso al goce efectivo de derechos. Partiendo de la premisa del cuidado permanente y la protección de los derechos de las familias de las personas con discapacidad, así como sancionar el estatuto del cuidado.

Por lo anterior, las y los invitamos a multiplicar las acciones de convocatoria, pedagogía electoral y adición política, en los días que restan al 11 de Marzo. Día en que JOSE ADOLFO HERRERA quedará elegido como Senador de la República de Colombia.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Pautas

PROCLAMA STEREO