Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

¿POR QUÉ ES BUENO DAR EMPLEO A PERSONAS EN SITUACIÓN DE DISCAPACIDAD?

¿POR QUÉ ES BUENO DAR EMPLEO A PERSONAS EN SITUACIÓN DE DISCAPACIDAD?

Por: Paulina Tejada Tirado

Poco a poco, Colombia va entendiendo que al hacerlo ganan las empresas, los trabajadores y el país. Medellín, una de las ciudades con más ejemplos. 

En Colombia, el 52,3% de las personas con discapacidad está en edad productiva, pero solo el 15,5% de esta población encuentra oportunidades laborales, según estadísticas del DANE. Cada vez más empresas alrededor del país le apuestan a cambiar dicho escenario, vinculando laboralmente a este tipo de población y descubriendo el potencial que hay detrás de la inclusión.

Promover el acceso al empleo formal para las personas con discapacidad es una de las diez principales recomendaciones que hace el Informe Alternativo de la Fundación Saldarriaga Concha al Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, publicado en el 2016. Esto no solo contribuye a la constitución de una sociedad más equitativa y “que construye una paz estable y duradera”, como lo menciona el informe, sino que impacta positivamente en los indicadores de las empresas que incorporan la inclusión social como una política organizacional.

La vinculación de personas en situación de discapacidad tiene un impacto positivo para la compañía empleadora en aspectos como el clima organizacional, el sentido de pertenencia y la motivación de sus empleados, el compromiso con la responsabilidad social e, incluso, la obtención de ciertos beneficios tributarios a partir de las leyes 361 de 1997 y 1429 de 2010.

Prebel, cuyo modelo de recursos humanos es referente en procesos de inclusión laboral de personas con discapacidad, ha evidenciado que variables como las mediciones del clima, la accidentalidad, la claridad organizacional y también la productividad son mejores al emplearla. “Nuestra premisa es vincular a las personas por su talento y competencias, no por su discapacidad”, afirma Catalina Arboleda, directora de Talento Humano.

Por ejemplo, el relacionamiento comercial, el servicio y la organización de Mariana, una de las 51 personas con discapacidad que trabajan en esta compañía y quien nació con síndrome de Down, son las aptitudes que la caracterizan en su trabajo como recepcionista de Prebel. “Lo que más me gusta de mi trabajo es que desde el portero hasta en la Presidencia me quieren, además de sentirme productiva y darle orgullo a mis papás”, cuenta Mariana.

“No se cohíban por el hecho que tengamos una discapacidad, simplemente arriésguense a ver más allá y conocer el talento que tenemos”, es la invitación de Alexandra Sánchez, víctima de una bala perdida que le generó un trauma raquimedular, quien también trabaja en Prebel.

Con el tiempo, esta compañía entendió que la inclusión laboral no solo se gesta contratando a dicha población, sino también contagiando a otras empresas y generando redes de aliados. Por esta razón, Prebel, así como muchas organizaciones incluyentes, se ha apoyado en iniciativas como Pacto de Productividad y la Escuela para la Inclusión del Municipio de Medellín. Ambas tienen como propósito fortalecer la inclusión laboral a través de la movilización empresarial, el fortalecimiento institucional, la formación para el trabajo y la articulación entre la oferta y la demanda del mercado.

Luis Bernardo Vélez, secretario de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos de Medellín, define a la Escuela para Inclusión como un espacio que brinda la oportunidad para laborar, derrumbar barreras y conquistar proyectos y futuros. “Ellos vienen a trabajar aquí el tema técnico de oficios pero también el tema de la vida, del ser, de recuperar sus sueños”, comenta.

El principal objetivo del espacio, ubicado en Barrio Triste de Medellín, es capacitar a la población en situación de vulnerabilidad –que no solo son personas con discapacidad, sino también ex habitantes de calle, personas en ejercicio o contexto de prostitución, población LGBTI, víctimas del conflicto, población étnica y afro, y adultos mayores–. Para esto, ofrece un módulo de capacitación de 40 horas, de las cuales 20 se concentran en la formación del ser y las otras 20 se enfocan en el hacer.

Así, las empresas que deseen contratar a este tipo de población pueden solicitar un perfil de acuerdo a sus vacantes y la Escuela para la Inclusión se encarga de encontrar los candidatos más adecuados. Además de esto, cuenta con la posibilidad de ofrecerles capacitaciones específicas impartidas por el SENA, de ser requerido por la empresa empleadora. De esta manera, prepara a sus usuarios para que estén formados y adquieran con responsabilidad un empleo formal.

En Colombia ya son varias las empresas que se han dado la oportunidad de vincular laboralmente a esta población. Colcafé, Comfenalco, Grupo Éxito, Hamburguesas del Corral, Susi y Compañía de Empaques son algunas de ellas. Elkin Botero, director de Calidad de Vida de esta última, afirma que para dicha compañía “su iniciativa y su objetivo, más allá de factores económicos, se trata de un tema de responsabilidad social y una forma de motivar a los empleados y operarios, para que nos diéramos cuenta que habían personas con capacidades diferentes que podían hacer las cosas igual o mejor que nosotros “.

Sara María, además de ser asistente de Gerencia en Compañía de Empaques, tiene su propio emprendimiento, TQM Creativo, que comercializa productos y diseños creados por personas con discapacidad intelectual. Desde pequeña, su familia la ha impulsado a ser una mujer independiente pese a las barreras sociales a las que se enfrenta una persona con síndrome de Down. “Lo que buscamos es decirle a la gente que viera la discapacidad desde sus logros, mostrar que son capaces de hacer productos de buena calidad”, cuenta su madre, Ana María Jaramillo. Ella comenta que “comparativamente, desde que nació Sara, el panorama ha mejorado demasiado; ahora se están dando más espacios, pero aún queda camino por recorrer”.

La Guía para la Promoción de Empleo Inclusivo en las Empresas, publicada por la Fundación Corona el año pasado, declara cinco premisas importantes a la hora de vincular este tipo de población: “los procesos de talento humano deben ser sólidos, las vacantes que se ofrezcan deben corresponder a necesidades reales, las vacantes deben ser pertinentes para la empresa y las personas, no hay cargos o sectores específicos para poblaciones específicas y toda la empresa debe vincularse y comprometerse con la generación de empleo inclusivo”.

España, Brasil y Chile son países referentes en los procesos de inclusión laboral. Sus experiencias evidencian el poder de las empresas para aportar de manera significativa a la reducción de la desigualdad y la exclusión social, visibilizando a las personas con discapacidad como ciudadanos que aportan al desarrollo social y económico. Colombia, por su parte, poco a poco está creando una cultura de inclusión en la que las organizaciones juegan un papel importante a la hora de demostrar que, como muchas lo afirman, “la discapacidad es la capacidad de ser extraordinariamente capaz”.

APROPIÁNDONOS DEL BASTÓN BLANCO

APROPIÁNDONOS DEL BASTÓN BLANCO 

Día Internacional del Bastón Blanco

A propósito de la conmemoración del bastón blanco, el pasado  15 de octubre desde del Instituto Nacional para Ciegos – INCI hacemos referencia a este elemento que se traduce en movilidad, accesibilidad y seguridad para las personas con discapacidad visual.

Incorporado desde los años 30, pasando por retos, caminando por aceras y como ayuda para moverse entre obstáculos, los bastones, a lo largo de la historia, se han convertido en la herramienta que ha permitido la autonomía e independencia de nuestra población.

Es el bastón blanco un distintivo que permite reconocer a las personas ciegas generando inclusión y respeto; un elemento que vale la pena ser usado eliminando mitos y estereotipos sociales, pero sí fortaleciéndolo como apoyo y medida de seguridad, que se convierte en una extensión más del cuerpo de la persona ciega y le permite disfrutar de la ciudad y los diferentes espacios de manera autónoma.

Cuando transite por la calle identifique las características de la población con discapacidad de acuerdo al color del bastón que utilizan:

$1·         Bastón Blanco con punta Roja: es utilizado por las personas ciegas para desplazarse con seguridad.

$1·         Bastón blanco con líneas rojas: lo usan las personas sordociegas como herramienta de movilidad.

$1·         Bastón Verde: es utilizado por las personas con baja visión como elemento de transporte y un símbolo de su discapacidad.

Desde la Dirección General del INCI, en cabeza de Carlos Parra Dussan, se envía un saludo a todas las personas ciegas de Colombia y se hace extensiva la invitación para que usen con orgullo su bastón, de acuerdo al grado de discapacidad, esperando que la sociedad colombiana se familiarice con estos distintivos y respete el uso prioritario del espacio público de las personas ciegas.

Las personas que deseen recibir asesoría y conocer más sobre el uso del bastón para población con discapacidad visual, pueden comunicarse a la línea en Bogotá 384 66 66 extensión 110 o al correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Además, los invitamos a escuchar el noticiero I.N.C.I Noticias que preparó un especial para esta fecha, conectándose en www.inci.gov.co/inciradio, el domingo a las 10:00 a.m.

 

6 Encuentro Distrital de mujeres

SEXTO ENCUENTRO DISTRITAL DE MUJERES CON DISCAPACIDAD Y CUIDADORAS

“NADA PARA NOSOTRAS SIN NOSOTRAS”

El encuentro se desarrollará en la plazoleta de los Artesanos desde las 8:30am hasta las 4:30pm, del día 17 de noviembre. Esta actividad es liderada desde la Secretaría Distrital de la Mujer y busca generar una reflexión entre las participantes acerca de la necesidad de fortalecer sus capacidades, habilidades y destrezas para la participación ciudadana.

Las inscripciones se harán a través de las Secretarías Técnicas Locales de Discapacidad.

Para mayor información comunicarse conSandra Medina Boada al correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. o al número celular 301 647 52 57.

LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR PRODUCE DISCAPACIDAD Por: Adriana Garzón Cortes

LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR PRODUCE DISCAPACIDAD

Por: Adriana Garzón Cortes

ACB y CLD psicosocial Localidad 15

No solo produce discapacidad física, visual o auditiva cuando es producida por golpes, continuos o por descuido de los padres o cuidadores,descuido en los tratamientos médicos.

La negligencia en la alimentación por las creencias de que los adultos debenalimentarse mejor por el hecho de trabajar y así no dar buena comida a losniños solo llenarlos y no caer en cuentaque están en proceso de desarrollo,ya que su organismo no crecerá y desarrollara normalmente, tendrán un atraso en lo intelectual y psicológicamente sereflejará en su vida adulta.

La debilidad mental por falta de alimento, las discusiones o peleas,maltrato físico,descuido por parte de los padres o cuidadores, rechazo,presenciar actos violentos contra seres queridos y la gran impotencia de no poder hacer nada para solucionar este problema por ser una víctima más, no poder defenderse ya que las fuerzas del agresor son mayores y no tener credibilidad al pedir ayuda creauna gran

zozobra que, durante su niñez acumulada, sin duda crean mecanismosde defensa como trastornos mentales, manías, convertirse en agresores y seguirla cadena de violencia o inconscientemente buscar una persona que siga la secuencia de agresión porque creen que es la única vida que pueden llevar.

NIÑOS CON DISCAPACIDAD Y VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

Los niños son vulnerables, no tienen cómo defenderse. Y las secuelas negativas y a todo nivel pueden ser de una magnitud insospechada.

La violencia intrafamiliar, y en específico la violencia hacia los niños y niñas, es un problema que se presenta como transversal en nuestra sociedad. Existen diversas campañas en todo el mundo, incluyendo Chile, que buscan generar conciencia sobre ésta problemática, y así reducir las cifras al respecto.

Cabe cuestionarse entonces si hay alguna diferencia entre la violencia que sufren los niños sin alguna discapacidad con respecto a aquellos que si tienen. Ambos grupos son frágiles, porque son niños, pero se podría comprender que los niños con discapacidad son un tanto más vulnerables, considerando que podrían tener restricción en su participación o dificultades para desempeñarse y efectuar diversas actividades.

Foto: Fernando Herrera

Lamentablemente hay una diferencia abrumadora. Según una revisión encargada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y publicada en la revista médica TheLancer, los niños con discapacidad son víctimas de alguna forma de violencia con una frecuencia casi cuatro veces mayor en comparación a los niños que no tienen discapacidad.

Ésta misma revisión además arroja como resultado que los niños y niñas con discapacidad son víctimas de violencia física con una frecuencia 3,6 veces mayor y de violencia sexual con una frecuencia 2,9 veces mayor.

Dentro de los tipos de discapacidad, aquellos niños con Discapacidad mental de causa intelectual son los más afectados, ya que sufren violencia sexual con una frecuencia 4,6 veces mayor con respecto a los infantes sin discapacidad.

Los factores de riesgo que llevarían a que la frecuencia de violencia sea mayor en el caso de los niños con discapacidad serían, de acuerdo a la revisión, el estigma social, la discriminación, y la ignorancia sobre la discapacidad. Se suman a estos factores, la falta de apoyo que tienen los cuidadores (como padres y familiares, o tutores) de los niños con discapacidad.

Según los niños entrevistados, en 17 de las discusiones o peleas se plantea que la ingestión de bebidas alcohólicas aparece en el 19,5 % de los casos como factor desencadenante (tabla 2). Debe señalarse que hay niños que expresaron más de una manifestación de violencia doméstica, ya que expresan una en el test y una o más en la entrevista; y a su vez hay niños que reflejan situaciones violentas en uno y no en la otra.

 El problema de la violencia intrafamiliar es muy complejo, sobre todo porque no es correctamente identificado por toda la población, y su reconocimiento sería el primer escollo a vencer para poder enfrentarla con la energía y urgencia necesarias.

El 2 % del total de la población mundial está con discapacidad como resultado de lesiones ocasionadas por accidentes o violencias. Llama la atención que ninguno de los niños encuestados refiere manifestación alguna de violencia sexual; lo que no la excluye pudiendo requerirse para su investigación de otros métodos, condiciones y medios.

Que importantees “informarse”; para crear mayor conciencia y empatía hacia las personas en situación de Discapacidad. Ahora se suma a estos objetivos el promover la prevención de la violencia hacia las personas más indefensas, que requieren protección, y no que se aprovechen de sus debilidades.

El consumo de alcohol y sustancias sicoactivas aparece como un factorpredisponente a la manifestación de la violencia intrafamiliar ya que cambia drásticamente el comportamiento del sujeto.Podemos analizar que la violencia intrafamiliar constituye un problema de salud pública, se requiere esfuerzos de todos como el estado, e mejoramiento de las oportunidades de trabajo digno, la educación a los padres para que tengan acciones proactivas, de responsabilidad y teniendo actitudes asertivas en la educación de sus hijos basándose en el amor tratando así sus propios conflictos de su niñez para lograr que  la cadena de violencia de generaciones sea rota, las entidades de salud son fundamentales para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida.

Pautas

PROCLAMA STEREO