Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

Consejos locales de discapacidad.

Localidad 6: Consejo Local de Discapacidad Tunjuelito

localidad 6¡ MULTIPLES…. RAZONES PARA AMAR Y CONDUCIR LA VIDA CON SENTIDO Y RESPONSABILIDAD SOCIAL.

Por: Luis Armando Lesmes

“La fuerza descomunal que se siente oprimiéndote el corazón, es proporcional a la palidez que adviertes en tu rostro y a la transfiguración que sufre el corazón, por no hablar también, cómo sientes escapar lentamente el alma de tu cuerpo de forma sincronizada con las palabras tal y como van saliendo de boca del profesional médico, silaba por silaba, te sentencia con un diagnostico que ni siquiera alcanzas a dimensionar, …te va tratando de explicar una por una las circunstancias clínicas en las que ha de quedar y padecer, esa pequeña y hermosa vida que acaba de llegar, pero que viene acompañada de un preludio de predicciones técnicamente comprobadas, y que no es una, sino dos y hasta tres o incluso cuatro explicaciones, una por cada discapacidad que comienzas a tratar de irle descubriendo en su rostro y cuerpo.



Pero son también Múltiples las incertidumbres que allí también nacen y son tan pesadas para tan pequeña e indefensa humanidad que, aparecen desde ese instante en forma de brillantes gotas como transparentes sus primeras lagrimas que atraviesan sus tímidos y sorprendidos ojitos, como si por medio de ellas el alma comenzara su manifiesta protesta y a la vez, el temor e incertidumbre por su inquietante futuro.
“Así se siente”…. Comentaba Martica Mayorga, como la llaman la mayoría, por su menuda contextura, pero no por la capacidad de su lucha. “Eso es lo que sentimos todas…” le contestaba su interlocutora “…mejor dicho así empieza la historia de muchas de nosotras, con estos angelitos que nada deben en este mundo”… replicaba sin perder de vista un solo instante el pequeño coche azul con grandes ruedas de caucho blanco, un tanto desgastadas, que aparenta contener todo un remanso de paz en las entrañas de un bebe recién nacido y con muchas expectativas, es decir como si allí estuviese creciendo un futuro arquitecto o ingeniero o un artista, o tal vez un maestro o cualquier ciudadano de a pie que sin mayor importancia vemos cruzar en el día a día, de cualquier forma tal y como casi siempre miramos a los recién llegados a este mundo. Pero no era este el caso, aquí yacía un niño de casi cinco años, para entonces, que de cualquier forma tampoco alcanzaba la talla y el peso de su edad y que además lo delataban sus gritos, un poco desesperados e inconformes que se replicaban de forma insistente y no tan regulares, que por su puesto, motivaban inspeccionar con más detenimiento a quienes pasaban por su lado y podían ver también sus movimientos corporales en armonía con su aparente e “inexplicable” disgusto; era esta una las “Múltiples” personitas en condición de discapacidad que habitan la localidad Sexta de TUNJUELITO.


Todo ello ocurría en un saloncito entre claro y oscuro que por la hora del día y la ocasional racionalidad de ahorrar energía eléctrica, conformaban siluetas parlantes de aproximadamente veinticinco mujeres y alguno que otro hombre que esperaban a la Doctora María cristina, como llamaban a la trabajadora social del INSTITUTO COLOMBIANO DE BIENESTAR FAMILIAR, que tenía que cumplir con una tarea que era poco agradable para ella en ese instante y que por cierto, algunos y algunas de ellas ya presentían; debía comunicarles que su condición de beneficiarios del programa de “Hogar Biológico” había llegado a su fin.


Este programa que fue diseñado para atender, intervenir y palear la problemática que surge cuando más de una discapacidad existe en una persona como era el caso de Dana Natalia la nenita de Martica, debía “rotar los beneficiarios” por aquellas cosas propias del “presupuesto”, o a caso de la misma Capacidad Institucional?, esa fue la increíble y no se sabe que tan lógica salida de una corta etapa de la de vida de Martica desde que la nenita llegó, pero también la entrada decidida a otra dentro del proceso que la habría de llevar a conocer a quien presenta este relato, Padre de un maravilloso ser humano similar a Dana y de igual forma a la entrañable y reconocida Jazmín Esparza, con quienes se refuerza la intención y actitud de ampliar los espacios de lucha que los anhelos de progreso y bienestar demandan.


De esta forma ingresar alternamente, por un lado, a integrar y constituir un espacio asociativo que se denominó “ASOBIENESVIDEZ”, conformado en su mayoría por el mencionado grupo que fue excluido por el ICBF y por otra parte al CONSEJO LOCAL DE DISCAPACIDAD, adquiere una dimensión que no debe parecer casual cuando existe una actitud permanente de lucha sin egoísmos, de búsqueda insistente, consecuente que poco a poco se torna efectiva, edificante, tangible y que trasciende al mejoramiento de la calidad de vida del núcleo familiar, que se desarrolla en vivencia y cumplimiento de la Política Publica de Discapacidad.
De esto ya hace cinco años, de vivir en medio de una mezcla ambivalente de fe y actitud critico-constructivista, proactiva, en donde ha comprobado de esta manera que de transformar el dolor y la incertidumbre natural de estos casos, se puede pasar a ser una ciudadana políticamente incidente y socialmente responsable, prueba de ello es el merecimiento que la llevo a ser junto con sus compañeros Consejeros el mejor Consejo Local de


Discapacidad del Distrito en el año 2010, probablemente, cumpliendo con su papel experta consultora, o quienes más habrían de serlo si no quienes vivimos estas experiencias?, por años luchamos por superarlas y asumir un papel de orientadores y jalonadores. Estas razones probablemente pudieron motivar la percepción de un periodista que la hizo objeto de una importante entrevista en el diario matutino Q´HUBO, de quienes vive por cierto muy agradecida por los efectos que se sucedieron en su favor de parte de algunos lectores, que la beneficiaron de Múltiples maneras y todo esto ha sucedido en el hogar de un “Múltiple” como se les llama técnicamente, bendecido por todo ello y quien también es un Múltiple bendecidor.


VENTAJAS DE LA PARTICIPACIÓN EN LOS CONSEJOS DISTRITALES Y LOCALES DE DISCAPACIDAD


¿Sabías tú que existen los consejos distritales y locales de discapacidad y que tú puedes participar en ellos? Hola, mis amigos lectores. Les voy a contar desde mi experiencia, qué son, cómo se participa y la importancia acercarse a ellos. Soy Martha Torres, una persona con discapacidad visual que vivía renegando del infortunio de ser ciega.


Un día me di cuenta de que para salir adelante tenía que estudiar, pero eso no fue suficiente. Además, quería trabajar, así que empecé a pasar muchas hojas de vida sin obtener ningún resultado, pero seguía con la firme idea de progresar. Cualquier día me hicieron visita del hospital de Tunjuelito, expuse mi necesidad y me propusieron participar en el consejo. Acepté la propuesta y fue entonces cuando se me empezaron a abrir las puertas. Logré una vinculación laboral y ahora me encuentro trabajando en el mismo hospital que alguna vez me brindó asesoría.

El consejo local de discapacidad es un espacio de participación que todos debemos aprovechar, porque además de trabajar por nosotros mismos, nos da la oportunidad de hacerlo por las personas que todavía no saben que hay espacios de participación, que por temor o timidez no participan o que, incluso, suponen que relacionarse con estas entidades significa solamente pérdida de tiempo. Yo los invito a que se den la oportunidad de conocer que existen políticas que nos ayudan efectivamente a mejorar nuestra calidad de vida

Para pertenecer al consejo local se necesita disciplina, constancia, capacitación continua y muchas ganas de trabajar los diferentes tipos de discapacidad que maneja el consejo; son seis: Discapacidad visual, mental, auditiva, física, cognitiva y múltiple. ¡Vamos, no te quedes en casa, sal y participa! . Recuerda que hay personas como tú y como yo que necesitan un empujoncito y que, desafortunadamente, detrás de nosotros vienen más personas con discapacidad. No podemos seguir permitiendo que la sociedad que a veces nos margina y nos trata como si no fuéramos seres humanos siga vulnerando nuestros derechos.


Vamos todos a demostrarle que podemos aportar al mundo, que tenemos habilidades que nos permiten ser personas útiles y que nos podemos ganar la vida sin pedir limosna, e incluso ayudar a nuestras familias. Las elecciones se realizan cada cuatro años. Si quieres pertenecer al consejo, te sugiero que te capacites, que leas mucho que no te declares vencido al primer tropiezo. ¡Luchemos todos. No permitamos que Colombia se hunda en la mediocridad y en la ignorancia. Contribuyamos a que crezca en intelecto y desarrollo!. Escribe Martha Torres Camcielo. Por favor, si deseas comunicarte conmigo, envíame un e-mail a la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. Nota. Léete el acuerdo 137 del 2004 allí encontrarás más información acerca de los consejos de discapacidad.

Pautas

PROCLAMA STEREO