Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

Consejos locales de discapacidad.

Localidad 9: Consejo Local de Discapacidad Fontibón

localidad 9El tren de la discapacidad en Fontibon.

Por Graciela Ibáñez

Por allá en los años 90 hay un rumor en la localidad, En el parque, en la casa de la cultura, en la alcaldía, en el hospital, en el Col; todos hablan de discapacidad, la cosa se mueve después de años de inmovilidad, en las instituciones convocan a la población, a los lideres, a los padres, a las instituciones, cada quien propone un problema y una solución, surgen organizaciones, proyectos y programas en su gran mayoría desde el hospital, al cual siempre llegan las demandas de la población con discapacidad. Esto es una locomotora que genera mucho ruido en la olvidada carrilera de nuestra localidad. 



Se hacen reuniones, se nombran representantes de la población y de las instituciones; reuniones, reglamentos, manuales, están a la orden del día y la situación aparentemente poco cambia.
Nosotros, los dolientes y padres cada vez estamos mas confundidos, pues mientras cada institución creía tener la solución, para las personas con discapacidad, encontramos que las necesidades son mayores y no nos conformamos con el vaivén a que somos sometidos y en el que permanecemos mientras la vida y de nuestros seres queridos pasa y exige, mas espacios, mas dedicación y más trabajo.


Por el acuerdo 16 del consejo de Bogotá en el año 94,En Bogotá se crea un consejo distrital “del discapacitado”(termino felizmente ya superado) ; es acogido en el 95 por el alcalde Antanas Mockus en el decreto 801, donde algunos representantes actuaban como invitados, ya que eran las instituciones quienes lo conformaban y tomaban las decisiones. La comunidad en movimiento logra su modificación y se da el acuerdo 22 del 99 que reconoce: la participación de representante de 4 discapacidades, física, mental, sorda y ciega, con voz y voto


Siempre nos preguntamos porque tanto esfuerzo y recursos destinados a este movimiento no producían efectos tangibles en las personas con discapacidad, pues bien, el problema era que las soluciones se daban a nivel individual, es decir para unos pocos y con enfoques desde las instituciones, así que cada quien cumplía su tarea y la peregrinación continuaba


Los lovis, las presiones y posiblemente la incomodidad que generamos se consolida en un acuerdo político local que da vida a los entonces comités de discapacidad local en Fontibon y chapinero, en el año 99 ; para Fontibón se genera el acuerdo 09 gestionado por los ediles y nuestra comunidad, sancionado por el entonces alcalde Rubén Darío Sáenz y se engancha así el primer vagón a la locomotora de Fontibon donde se nombran 4 representantes de la población con discapacidad; la locomotora se mueve ,se mueve.

Posteriormente se da el acuerdo 137 de 2004, que modifica el acuerdo 22 y crea el sistema distrital de atención
integral a las personas con discapacidad y aun continuamos siendo espectadores, ya que somos una minoría frente a la institucionalidad
Después de ocho años de movimiento de todos los sectores, la administración distrital se compromete en un ejercicio de cualificación de la participación y fortalecimiento de los espacios de discusión destacándose entre las diversas entidades el apoyo del IDPAC (instituto distrital de participación y acción comunal) que da como resultado la formulación de la Política Publica de discapacidad para el distrito capital, PPDD (decreto 470 del 12 de octubre de 2007) cuyos propósitos son la inclusión social y la calidad de vida con dignidad de las PCD sus familias, cuidadores y cuidadoras.
Está enmarcada en un enfoque de derechos y en la participación efectiva de la ciudadanía en las decisiones que tienen que ver con el destino de la ciudad y de las localidades que lo conforman, posibilitando así la articulación entre el nivel central y las 20 localidades.
A partir de este hecho formalizamos y democratizamos nuestra participación; ahora somos consejos locales de Discapacidad, tenemos seis representantes a los cuales elegimos para periodos de 4 años y pertenecemos al sistema distrital de discapacidad, en el que también tenemos igual numero de representantes, aun así la desventaja frente a las instituciones continua.


El consejo local de discapacidad en Fontibon engancha un nuevo vagón a la locomotora, muchos pasajeros suben y bajan. A la fecha hemos realizado dos elecciones locales, en la primera no se logro completar los representantes de todas las discapacidades propuestos en la Política Publica (solo 2 permanecieron todo el periodo) en la última ya se lograron enganchar 5, solo falta el representante de las personas sordas
Hoy los planes proyectos y programas están articulándose en planes operativos y estos en planes de acción para lograr los objetivos de las dimensiones de PPDD; por supuesto tenemos mayor incidencia en diferentes procesos de rendición de cuentas y hacemos ejercicios participativos, obtenemos información adecuada para finalizar con la territorializacion que constituye el cogobierno de la población con las autoridades locales.

El ejercicio de los consejeros locales de discapacidad, es el nuevo vagón de nuestra locomotora que hoy se mueve con más fuerza, aunque a veces tiende a apagarse por falta de estímulos a la participación, pero seguro ya este tren no se queda quieto, y su movimiento se siente en la capital y hasta galardones se han obtenido como el reciente otorgado en la noche de gala del 2010 a la señora María Stella Sabogal, como mejor cuidadora (mama de PCD)
Por supuesto este tren no solo necesita más vagones pues faltan muchos pasajeros, sino que además necesitamos reconstruir sus vías para que ruede con facilidad, sin barreras y se suban todos los que son, hasta lograr tomar el timón y fijar el rumbo con autonomía e independencia.

Pautas

PROCLAMA STEREO