Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

Red Ciudadana de Control Social

“La evaluación como herramienta para una gestión pública orientada a resultados”. CLAD, 2002 UNA APROXIMACION SISTÉMICA A LA EVALUACION DE LA GESTION PUBLICA * texto Red Ciudadana de Control Social

sintensis de aportesSonia Ospina
La propuesta se basa en una conceptualización del fenómeno de la evaluación de la gestión pública alrededor de tres preguntas claves -- ¿para qué evaluar, qué evaluar y cómo asegurar el uso apropiado de la información? – que buscan analizar aspectos selectos de los esfuerzos de promoción de una gestión orientada a resultados en cuatro países Latinoamericanos (Ospina, 2001). Ello permitirá clarificar el alcance del término “evaluación de la gestión pública” en Chile, Colombia, Costa Rica y Uruguay y reflexionar sobre su importancia en la gestión pública latinoamericana, resaltando algunos dilemas y oportunidades en la implementación de esta práctica como herramienta de modernización del Estado y consolidación de la democracia.


Desde el punto de vista de la Administración Pública como disciplina, la evaluación de los resultados de la gestión pública se puede abordar desde tres niveles analíticos diferentes: un enfoque macro, que considera el desempeño del gobierno en la implementación de sus políticas públicas; un nivel meso, que considera el desempeño de las organizaciones públicas; y un nivel micro, que considera la contribución producida por el desempeño de los empleados al cumplimiento de la misión.
Un SISTEMA de evaluación de la gestión pública supone un diseño institucional que produzca los incentivos necesarios para que sus usuarios vean la necesidad de acceder a la información de los tres niveles y de establecer conexiones entre estos, creándose así una coherencia en las prácticas de los distintos niveles de la administración pública. Si el esfuerzo de evaluación se limita a generar indicadores de gestión en los niveles micro y meso de la acción, es posible hablar de un sistema de medición de la gestión que genera aprendizajes para mejorar las prácticas administrativas, más no necesariamente para mejorar la calidad de las políticas públicas. Por otro lado, un sistema que se limite a generar indicadores en los niveles meso y macro, descuidando su articulación con el nivel micro de la acción gerencial corre el peligro de perder legitimidad frente a quienes deberán implementarlo en la práctica, los gerentes y empleados.
Estas tres preguntas sobre la evaluación de la gestión pública son útiles como marco para clarificar tanto los elementos conceptuales como la naturaleza de las prácticas en contextos particulares.

Pautas

PROCLAMA STEREO