Periódico Proclama

icono-facebook  icono-twetter

Editoriales

Yo Soy Capaz

YO SOY CAPAZ

EDITORORIAL No.076

Cualquier palabra o verbo antecedido de la afirmación “yo soy” representa una firme decisión o determinación, en términos metafísicos la contundente expresión “yo soy” es el máximo cumulo de poder, simboliza la presencia de Dios y la inmanencia en el ser del todo poderoso, “yo soy el que soy” aparece en el antiguo testamento como la autodefinición de Dios, “yo soy el camino, la verdad y la vida” es la autodefinición del hijo de Dios en el nuevo testamento, la palabra tiene poder, “yo soy” lo tiene a plenitud y si  le sumamos la palabra capaz, resulta más que un imperativo.

Este es el reto que desde algunos poderosos medios de comunicación se pretende imponer en el imaginario colectivo, frente a un momento de la historia, en que nuestra patria y quienes la constituimos debemos tomar la más importante decisión, posterior a la de independizarnos del yugo español y es que vivir en paz conlleva más que una imposición mediática,máxime cuando se están revelando las verdaderas causas que han originado la violencia que ahoga en sangre y miseria nuestro país, esto es lo que está sucediendo en las conversaciones de la Habana, así los fanáticos del odio se empecinen en negarlos con sus berrinches y pataletas guerreristas.

Resulta paradójico y patético que las reales causas del conflicto por siempre ocultadas o “maquilladas” por mantener los intereses de las clases dominantes propietarias de los partidos políticos, de los conglomerados industriales, empresariales y de sus impresionantes aparatos de comunicación, responsables del silencio cómplice o de la desfiguración de la verdad, que hoy tienen que asumir, precisamente sean los que conciten a esta dolorosa reflexión social, que por serlo pone a prueba su verdadera “capacidad”, la cual queda en evidencia con el triste y famélico abordaje que  medio hicieron al debate que pretendía develarel origen del  paramilitarismo en Colombia.

En cambio el despliegue contra los otros modelos de pensamiento ha sido por demás exagerado, cargado de mala intención y con toda la manipulación  conductista y tendenciosa como lo hemos podido comprobar con el caso Petro y cuando se refieren a cualquier acontecimiento en Cuba, Venezuela, Ecuador o algún otro país donde se suscite un minimo asomo socialista o auténticamente democrático en que prevalezcan los intereses de las mayorías, so pena de eventuales restricciones a las ambiciones y desmedidos intereses de esos grupos detentores del poder que persisten en aferrarse a sus privilegios, negándose a la redistribución de las oportunidades.

Este es el meollo del asunto, la auténtica capacidad es la de aceptar que puedan existir otras formas de administrar la sociedad y los bienes públicos, las posibilidades y las condiciones puestas al servicio de todas y todos, renunciando a los negociados en el trasfondo de los fines esenciales del Estado; mientras las condiciones de inequidad e injusticia se mantengan, de nada servirán hipócritas y oportunistas campañas para cambiar apariencias o modificar las formas cuando la verdadera capacidad se medirá en las transformaciones de fondo en que deberemos comprometernos absolutamente todos los medios de comunicación comunitaria, alternativa y popular.

Desde el espíritu, mente, voluntad y entrañas de la población de Personas con Discapacidad proclamamos nuestro cuento que no es otro que asumirnos individualmente cada una y cada uno en ese “yo soy capaz”, que desde los umbrales de la historia nuestros antepasados y actuales lideresas y líderes en todos los espacios y circunstancias exigen, reivindican y proclaman, no en vano hemos intentado sacudirnos del odioso remoquete de “discapacitados”, marcando así la diferencia entre la capacidad que se reclama y las abominables circunstancias que discapacitan.

Y este es el reto que desde nuestro sector poblacional queremos lanzar como máxima proclama: que nuestra sociedad discapacitada por los odios, la segregación, la discriminación, la exclusión, la inequidad, las injusticias y la guerra supere estos lastres avanzando a un mejor estatus con más y mejores oportunidades para todas y todos en pleno goce de los Derechos, con total disfrute de las acciones afirmativas de un Estado Social que propicia y posibilita a cada cual y a cada quien que pueda confirmar sin miedos, egoísmos ni duda alguna desde cada vivencia y experiencia personal que efectivamente “ yo soy capaz”.

Pautas

PROCLAMA STEREO